Difícilmente podemos encontrar algo más cotidiano que la alimentación. Esta necesidad, básica para la subsistencia, es también un proceso de alta complejidad cultural que involucra diversas prácticas y objetos dentro de una determinada organización, tiempo y espacio muy específicos.
Desde principios de la Edad Media los tapices y las alfombras se usaron para recubrir los muros y los pisos de piedra de los fríos y húmedos castillos europeos con el propósito de hacer las habitaciones más cálidas, menos húmedas y, por lo tanto, más acogedoras.
PAISAJES DE ECUADOR   FICHA TÉCNICA España, primera mitad del siglo XXÓleo sobre telaColección ArocenaDescarga el PDF con toda la info Aquí (3 MB)Por Marco Antonio Silva Barón FICHA COMENTADA Hacia finales de la época colonial, más que orgullo, la geología del continente americano, suscitaba temor por su efecto en la vida humana. No obstante, hacia …
Durante la Edad Media y el Renacimiento, la pintura religiosa fue el género imperante en las representaciones pictóricas europeas. Sin embargo, durante el siglo XVI, esta tendencia tuvo un cisma importante a partir de un fenómeno que dividió no solamente a la producción artística, sino al mismo continente: la Reforma Protestante.
El té es una infusión de los brotes y las hojas tiernas de un tipo de camelia asiática, llamada científicamente Camellia sinensis, originaria del Sur de China, el Norte de la India y algunos lugares del Sureste Asiático.
Peltre, dorado en el interior del azucarero. Cafetera: 34,5 cm de altura; 23 cm de anchura máxima y 12 cm de diámetro de boca. Azucarero: 16,5 cm de altura; 16,5 cm de anchura máxima con asas y 13,5 cm de diámetro de boca. Jarro de leche: 13 cm de altura; 10 cm de anchura máxima y 8 cm de diámetro de boca.
Reloj de pie. Caja de madera con chapa de nogal, maquinaria en bronce y acero. Esfera en latón dorado y pintura al óleo. Inglaterra ¿Siglo XVIII? Inscripción: “John Key. Dumbarton”. Medidas: 213.5 cm. x 50 cm. x 24 cm. Gran Salón, Casa Histórica Arocena. Inventario 1391. Fundación E. Arocena.
A partir del siglo XV, el uso del retablo tuvo un auge especial en Europa dentro de un momento en el que se buscaba hacer eco de la función didáctica y la simbología que habían tenido las fachadas y las vidrieras medievales.
Cinco hombres de edad avanzada se encuentran de frente al espectador. A sus espaldas, la fiesta: cientos de personas disfrutan de juegos peculiares y rondas de baile.
Esta pieza es un buen ejemplo de la reutilización de objetos artísticos o de partes de ellos. El fenómeno es muy común en las artes aplicadas. En la platería, por ejemplo, cuando una obra está maltratada se desarma y se separan sus partes para incorporarlas en otras piezas y así crear algo nuevo.
Es difícil imaginar la vida moderna sin elevadores. Los elevadores o ascensores, han sido fieles protagonistas del crecimiento vertical de las ciudades. Gracias a este invento tecnológico de mediados del siglo XIX, las ciudades crecieron hacia arriba.
Uno de los aspectos llamativos de la Casa Arocena es su estilo y ornamentación. A pesar de ser sobria y sencilla, el interior de la Casa no deja de sorprender al visitante. Materiales, detalles y sobre todo, decoraciones dan una distinción a elementos tan sencillos como la madera.
Entre los aspectos que merecen atención en esta pieza, está la posibilidad de analizarla como objeto escultórico y pictórico.
Todo mueble puede ser “leído” como un documento que data de la época en que fue creado. Testimonio de las técnicas artísticas de su momento, refleja la realidad económica y tecnológica de su tiempo y los estilos artísticos correspondientes.
En el Patio Central de la Casa Histórica Arocena, bajo un pequeño farol de hierro forjado, se ubica un conjunto de dieciséis baldosas que ostentan la representación de una devoción mariana pocas veces encontrada en la República Mexicana: se trata de la Virgen de Begoña, una advocación proveniente de Vizcaya, una región en el norte de España perteneciente al actual Euskadi o País Vasco.
Hasta la década de 1910 los cuidados para el rostro de una dama eran mínimos: un lavado con jabón de aceite de oliva, agua de rosas o de lavanda como tónicos y aceite de almendras dulces o Cold Cream para hidratar y nutrir.
Una imagen no dice más que “mil palabras”. Ante todo, es necesario explicarla: contar su historia. En un primer plano observamos lo inmediato, la familia.
La necesidad de elaborar retratos refleja una sociedad que concede importancia a la individualidad. A partir del Renacimiento, este género tuvo un auge que no se vio aminorado a lo largo de los siglos posteriores. Su desarrollo se mantuvo a la par de la técnica al óleo.
Según las marcas oficiales de contrastía que presentan las piezas en el borde exterior del pie, esta pareja de enfriaderas fue realizada en la ciudad inglesa de Sheffield en 1839-40 por la firma de Henry Wilkinson & Co.
VIRGEN DE LA ANTIGUA FICHA TÉCNICA Virgen de la Antigua.España, segunda mitad del siglo XVIII.Óleo y hoja de oro sobre tela.122 x 98 cms. Fundación E. Arocena.Sala Oratorio de la Casa Histórica Arocena. FICHA COMENTADA En muchas ocasiones los museos de arte, motivados por razones académicas, han producido un  ambiente que dista mucho del lugar …
SECRETER INGLÉS CON INFLUENCIA ORIENTAL FICHA TÉCNICA Secreter.Segunda mitad del siglo XIX.Madera laqueada en negro y dorado.91 x 79.5 x 39.5 cm. (cerrado). 91 x 79.5 x 62 cm. (abierto).Fundación E. Arocena. Inventario 1574.Sala Gabinete de la Casa Histórica Arocena. Descarga la Hoja de Sala Aquí (5mb) FICHA COMENTADA Hacia 1730 el diseño interior francés adquirió …